10 jun. 2014

Camino el Yaque

Al llegar a la plaza central del pueblo de San Francisco de Sales, al costado nororiental, frente a la alcaldía, se encuentra un aviso de información turística, que señala el recorrido del camino del Yaque. Según ese aviso, el camino inicia en la plaza del pueblo y finaliza en el alto del Yaque, y cuenta con una extensión aproximada de cinco kilómetros.

Dicho camino es un antiguo camino colonial, que comunicaba La Vega con Subachoque. Así lo muestran los mapas de la zona del siglo XVIII y XIX. Hoy el camino aparte de comunicar un par de veredas del municipio, se perfila como una atracción turística para hacer caminatas ecológicas.

Con ganas de comprender un poco lo que pudo significar transitar por este camino y lo que era pretender viajar de San Francisco hacia el altiplano en el siglo XVIII, realice la caminata. Fui acompañado por mi padre, mi novio y mi perra.

La caminata se hizo un sábado en una mañana soleada -estimo que contábamos con una temperatura de 20-22 grados- e iniciamos un par de cuadras arriba de la plaza central, donde dejamos nuestro carro. Al inicio se ven varias casas de recreo, muchos perros y una variada vegetación, donde resaltaba la increíble variedad de flores, así se mantuvo el paisaje por un poco más de un kilometro.

Después de la zona de casas de recreo –unas muy lujosas-, entramos a una zona que puede ser denominada como un poco más agraria, donde ven cafetales y platanales, pero no es muy extensa dicha zona. Lo interesante de esta parte son el par de quebradas que se pueden ver, incluso en una de ellas se puede refrescar los pies, y los perros calmar su sed.

Al ser el camino un ascenso a un alto, desde su inicio es en subida, solo que después de los cafetales la pendiente es más pronunciada. Al pasarla, se entra en clima frio, y es visible por el cambio en la flora, los eucaliptos, pinos –tristemente- se hacen comunes. Ligado a ello, aparecen los potreros ganaderos, haciendo entre estos dos un paisaje simple y algo estéril –lo compensaba el fuerte sol del momento-. Seguramente este camino en el siglo XVIII y XIX, estaba rodeado de un espeso bosque de niebla.

Finalmente, detuvimos nuestro acenso, cuando el camino llego a la entrada de una finca, pero creo que estuvimos cerca de llegar al fin, puesto que al fondo se veía relativamente cerca el boquerón entre dos grandes montañas, que creo, marcaria el fin del camino. Falta entonces indicaciones para saber por dónde continua y en qué punto finaliza efectivamente el recorrido.

El trayecto de ascenso dura una hora y media, e igual tiempo tarda el descenso. Estimo que ascendimos un poco más de 500 metros, pues el pueblo se encuentra a 1500 msnm y la zona hasta donde llegamos tenía fauna y flora propia de una altura de 2000 msnm.

Para la reflexión histórica, transitar un parte del trayecto del camino del Yaque, me hizo comprender, el porqué el ascenso al altiplano en la colonia y en buena parte de nuestra vida republicana se realizo por La Mesa. Ascender desde La Vega -1200 msnm-, pasar por San Francisco, subir al Yaque y de ahí subir otra montaña cercana a los 3000 msnm, para luego bajarla, era una tarea a pie o lomo de mula muy ardua y seguramente peligrosa, pero aun así existía el camino, lo que significa que un grupo significativo de personas lo transito. Ahora falta saber, quienes, con qué destino y con cuales8 motivaciones recorrieron el camino hace un poco más de dos siglos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario